Renault 8

Renault-8-France-1963

Características:

Modelo:                             R 8

Cilindrada:                       956 cc.

Potencia:                           48 CV

Cilindros:                          4

Tracción:                           Trasera

Frenos:                              Delanteros de disco y traseros de zapata.

Velocidad Max.:              125 Kms./hora

El Renault 8, es un automóvil del segmento medio producido por la marca francesa  en el año 1962 como sucesor del Dauphine.

También se fabricó con posterioridad en Bulgaria, Rumania y España. En nuestro país  desde 1965 a 1976.

Su diseño recuerda bastante al Alfa Romeo 103, dada la relación que la marca francesa mantuvo en las décadas de 1950 y 1960 con la italiana.

El modelo tenía una robustez mecánica notable que lo convirtió en un coche fiable que además con consumos razonables. Reforzó la confianza en el diseño “todo atrás” que en la marca se había debilitado con los modelo Dauphine , Ondine y Gordini, aunque continuaba siendo muy sensible al viento lateral.

Apareció en el mercado con dos novedades importantes en automóviles de su sector. Por un lado equipaba frenos de disco en el tren delantero y además montaba neumáticos radiales.

En 1973 se hicieron pequeñas modificaciones estéticas saliendo al mercado el modelo con 4 faros delanteros y unos pilotos mas grandes, permaneciendo el resto de las características prácticamente invariables.

montaje faros
renault8TS

Características

Modelo:                              R 8 TS

Cilindrada:                         1.108 cc

Potencia                             56 CV

Cilindros:                           4

Tracción:                            Trasera

Frenos:                                Delanteros de disco y traseros de zapata.

En 1968 se presentó el modelo el R8 TS, automóvil familiar con prestaciones deportivas.

Un año después en 1969 comenzó a celebrarse la Copa TS que fue la consagración deportiva del modelo. En esta competición auspiciada por Renault y la FEA no se permitía ningún tipo de transformación salvo las encaminadas a buscar una mayor seguridad como el arco de seguridad o los muelles de suspensión.

La copa TS se convirtió de esta manera en una magnifica escuela de pilotos noveles.